Seguridad Vial

Comportamientos que nos cabrean al volante.

 

En Autoescuela Clase te enseñamos a circular seguro y respetar las normas, pero son varias las actitudes de otros conductores que nos hacen sacar lo peor de nosotros cuando estamos al volante; No poner los intermitentes, circular sólo por el carril central, hacer demasiadas maniobras al aparcar y no dejarnos pasar… 

En cualquier caso no debemos perder los nervios ni la concentración, y debemos seguir a lo nuestro: conducir correctamente cumpliendo las normas y evitar cualquier tipo de distracción. Sin embargo, la gran mayoría de conductores  coincide en que son los demás los que no cumplen las normas, y odian ciertos comportamientos al volante cuando los realizan otras personas. En una encuesta de la empresa HTM Boxes, este es el resultado: las cinco cosas que no soportan ni los conductores más tranquilos:

1.-Tardar en arrancar cuando el semáforo se pone en verde. La paciencia brilla por su ausencia cuando estamos en un semáforo. Y más si la cola es larga. Así que si el primero de la fila tarda más de media micra de segundo en arrancar, ya estamos acariciando el claxon…

2.-Aparcar, ‘rapidito’. Aunque todos sabemos, como conductores, que depende del hueco, el coche o el lugar, estacionar puede ser un verdadero infierno, parece que se nos olvida cuando son otros automovilistas los que se tienen que enfrentar a ello y nos obstruyen el paso.

3.-Incorporarse a la autopista, que no falte la decisión. A diferencia de los otros dos supuestos, aquellos conductores a los que parece que les da miedo incorporarse a la autopista son tremendamente peligrosos a la hora de encontrárselos en la carretera. Normal que sea una de las actitudes que más improperios y gritos cause.

4.-¿Sólo existe el carril central? Es conocido popularmente entre los automovilistas españoles el ‘mal del carril central’ en autopistas y autovías. Los que por allí circulan como si no hubiese otros dos carriles también son conocidos como ‘los pesados del central’ y tienen cierta tendencia a ir a 90 km/h obstaculizando la correcta fluidez de la vía.

5.-Los intermitentes vienen de serie, pero no lo parece. No hay cosa que más repateé a los conductores que el resto no indique con los intermitentes lo que va a hacer: cambiar de carril, salir de una rotonda, girar para entrar en otra calle… Y no hay cosa más peligrosa, sobre todo si estamos circulando a altas velocidades.

Recuerda estas conductas para no ser tu quien las realiza, sobre todo en estos días donde se van a producir grandes desplazamientos de vehículos coon retenciones y atascos para no perder la paciencia ni hacer perder a los demás…

¡Buen viaje!